Cómo limpiar el radiador

Cómo limpiar

Trucos y consejos para limpiar tu hogar y objetos. Limpieza rápida para todo tipo de electrodomésticos, telas, metales y superficies

Los radiadores están construidos de tal manera que la suciedad y el polvo pueden quedar atrapados y lleva tiempo limpiarlos por completo. Afortunadamente, el proceso es simple y no requiere ningún equipo especial. Con unos prácticos consejos y trucos para limpiar los radiadores de calefacción de tu casa, estos quedarán muy limpios y listos para proporcionar calor durante los fríos días de invierno.

Cómo limpiar radiador

Productos necesarios para la limpieza de los radiadores

  • Trapo para el polvo.
  • Toalla.
  • Paños suaves.
  • Agua.
  • Jabón.
  • Cubo.
  • Esponjas.
  • Regla para medir u otro palo largo.
  • Cinta adhesiva.

Pasos para limpiar los radiadores

  • Comienza por aspirar todo el polvo y la suciedad de alrededor, dentro y por debajo del radiador como sea posible.
  • Envuelve un trapo alrededor del extremo de una regla u otro palo largo.
  • Fija con un trozo de cinta adhesiva alrededor de un extremo. Ten cuidado al poner la cinta, no cubrir una parte demasiado grande de la tela.
  • Extiende una toalla y ponla debajo del radiador.
  • Empuja, el palo con el trapo, desde la parte superior del radiador hacia la parte inferior, así empujaras el polvo y la suciedad hacia el suelo.
  • Repite este procedimiento para cada sección del radiador. La toalla en la parte inferior, en el suelo, recogerá el polvo a medida que se afloja y se cae.
  • A continuación, llenar un cubo con agua tibia.
  • Agrega una pequeña cantidad de jabón y agitar hasta que se forme espuma.
  • Humedece un paño suave con agua jabonosa y escúrrelo para que quede ligeramente húmedo.
  • Limpiar el exterior del radiador.
  • Seca con un paño suave para evitar la oxidación.
  • Por último, mira a la pared, sobre el radiador. El calor del radiador puede causar que el polvo y la suciedad se adhieran a las paredes.
  • Lava estas áreas con agua tibia y jabón.

Trucos para limpiar los radiadores

A continuación te ofrecemos una serie de consejos para que los radiadores de tu casa queden como nuevos.

  • Pasa la aspiradora por los radiadores con frecuencia para evitar que el polvo y la suciedad se acumulen por detrás de los radiadores.
  • Lo mejor es limpiar los radiadores en verano, cuando no se están usando.
  • En caso de que tengas que limpiar los radiadores en invierno, antes debes asegurarte de que estén apagados y en el caso de que se estuviesen utilizando, que estos se hayan enfriado totalmente antes de limpiarlos.
  • Para los radiadores que son demasiado cerrados y se hace difícil empujar un paño a través de ellos, el aire comprimido puede ser usado para quitar el polvo y la suciedad.
  • Los cepillos circulares para limpiar radiadores, similares a los utilizados para limpiar conductos de ventilación, son útiles para limpiar entre las rejillas de los radiadores y así llegar a las zonas inaccesibles.
  • Los radiadores se pueden quitar para una limpieza a fondo al aire libre, pero esto a menudo no se hace, ya que, hay que hacer un drenaje, desconectar y mover el radiador por la casa y esto causa más problemas de lo que se consigue. Es más fácil limpiar el radiador sin quitarlo de su sitio.

Artículos relacionados con Cómo limpiar el radiador