Cómo limpiar Metales

Cómo limpiar

Trucos y consejos para limpiar tu hogar y objetos. Limpieza rápida para todo tipo de electrodomésticos, telas, metales y superficies

Limpiar el metal (ya sea cromado, antiguo, dorados, de aluminio o de latón) es algo que todos deberíamos hacer de vez en cuando. Hay muchas opciones para elegir para limpiar el metal. Una opción fácil es ir a la tienda y comprar algún tipo de limpiador de metales para nuestras cosas de metal que deseamos limpiar. Pero los limpiadores de metales que podemos adquirir en tiendas suelen tener productos químicos.

Si prefieres optar por limpiar metales de forma casera, a continuación te ofrecemos una serie de trucos para limpiar tus objetos de metal.

Cómo limpiar Metales

¿Cómo limpiar metales no lacados? Cobre o el latón

Aquí te ofrecemos un par de trucos y consejos para limpiar metales que es posible que desees probar. Para los metales como el cobre o el latón, para su limpieza se puede tratar de usar sólo simplemente el zumo de tomate, salsa de tomate, vinagre caliente, o una mezcla de partes iguales de vinagre y sal.

Todos estos elementos hacen una limpieza eficaz para metales no lacados y el cobre. Poner el metal que desea limpiar en esta solución y dejar en remojo durante media hora. Luego enjuagar y si alguna parte quedo todavía manchada, repetir el proceso.

Para el deslustre difícil puedes cortar un limón por la mitad, introducirlo en una solución de partes iguales de sal y vinagre y con esa solución frotar enérgicamente el metal.

Si quieres hacer una pasta para limpiar el metal, puede calentar 300 gramos de jabón líquido en baño María y añadir una cucharada y media de crema de tártaro y carbonato de magnesio. También se puede añadir algo de tiza en polvo. Luego dejar que la mezcla se enfríe y utilizarla para pulir el metal.

El cobre ornamental que está recubierto con laca se debe enjuagar con agua tibia y jabón y limpiar en seco. Si quieres quitar la laca puedes sumergir el cobre en un recipiente con agua hirviendo y dejar que se enfríe hasta que la laca se despegue fácilmente.

¿Cómo limpiar plata?

Si tienes plata para limpiar se puede tomar un paño humedecido en amoniaco y luego coger caliza en polvo y pulir la plata. También puedes tomar 2 tazas de agua tibia y agregar 120 gramos de caliza en polvo y mezclarlos entre sí. A continuación, añadir una cucharada y media de amoniaco a la mezcla y utilizarlo para pulir la plata. Puedes guardar esta mezcla en un recipiente hermético.

¿Cómo limpiar aluminio?

Si tienes algo de aluminio para limpiar se puede restaurar mediante la inmersión del aluminio en el agua y la adición de unos pocos tomates o tallos de ruibarbo y llevar a ebullición. Limpiar el aluminio seco con un paño suave.

Artículos relacionados con Cómo limpiar Metales