Como limpiar las heridas

Cómo limpiar

Trucos, consejos y soluciones fáciles para limpiar tu hogar y objetos. Limpieza rápida para todo tipo de electrodomésticos, telas, metales y superficies

Las heridas de la piel necesitan una limpieza a fondo para reducir el riesgo de infección y de cicatrización y para promover la curación. Trata de parar la hemorragia aplicando presión directa y elevando la herida antes de limpiarla. Después limpia la herida cuidadosamente.

Una visita al médico es necesario si no puedes limpiar la herida adecuadamente porque:

  • Cubre un área grande.
  • Te has lesionado varias capas de tejido, creando una herida profunda.
  • Es demasiado doloroso para limpiar.
  • Tiene suciedad, escombros, o un objeto extraño que no puedes quitar.
Cómo limpiar heridas

Antes de limpiar la herida

  • Lávate bien las manos con agua y jabón, si es posible (es lo más recomendable).
  • Intenta usar guantes médicos antes de limpiar la herida.
  • Si es posible, la propia persona lesionada debe limpiar su propia herida.
  • Usa las manos sin guantes para limpiar la herida sólo como último recurso.

Lavar la herida

Si no vas a ver al médico inmediatamente, enjuaga la herida durante 5 a 10 minutos.

  • Utilizar una gran cantidad de agua a presión moderada. El agua fría puede hacerte sentir mejor que el agua caliente en una herida. El lavado de la herida elimina la suciedad, los desechos y las bacterias tanto como sea posible, lo que reducirá el riesgo de infección.
  • Si tienes un rociador de agua en el fregadero de la cocina, intenta utilizar el rociador para lavar la herida. Esto por lo general elimina la mayor parte de la suciedad y otros objetos de la herida. Evita que el aerosol de la herida que se formó te dé en los ojos.

Heridas grandes y profundas, o muy sucias

  • Heridas grandes y profundas, o muy sucias necesitarán ser evaluadas por un médico para una limpieza a fondo, dar puntos y/o tratamiento con antibiótico.
  • Si vas a ver a un médico inmediatamente, la herida puede ser limpiada y tratada en el centro médico.

Las heridas menores se pueden limpiar en casa

  • Para un sangrado leve, limpiar la herida y luego detener la hemorragia.
  • Quita los pedazos grandes de suciedad u otros residuos de la herida con pinzas limpias. No presionar las pinzas profundamente en la herida.
  • Lavar la herida con una gran cantidad de agua para eliminar toda la suciedad, desechos y bacterias. El agua fresca y un jabón suave antibacteriano, es lo mejor. (Nota: si vas a limpiar una herida cerca del ojo, no te pongas productos de jabón en el ojo).
  • Mantén la herida bajo el chorro de agua limpia del grifo, cuanta más agua mejor.
  • Frota suavemente con agua, jabón y una toallita. (Un lavado moderado puede ser necesario si la herida está muy sucia.) Un lavado duro puede llegar a causar más daño a los tejidos y aumentar el riesgo de infección. Frotar bien la herida puede aumentar el dolor y el sangrado pero es necesario para limpiarla bien.
  • Si tienes un rociador de agua en el fregadero de la cocina, intenta utilizarlo para lavar la herida. Esto por lo general elimina la mayor parte de la suciedad y otros objetos.
  • Las heridas grandes y sucias de menor importancia pueden ser más fáciles de limpiar en la ducha.
  • Si algo de suciedad u otros residuos han quedado en la herida, repetir el proceso de limpieza.
  • Trata de eliminar los restos con pinzas limpias.
  • Limpiar con un paño limpio la superficie lavada.
  • Si la herida comienza a sangrar, aplica presión continua y directa para detener el sangrado.

Artículos relacionados con Como limpiar las heridas