Cómo limpiar bronce

Cómo limpiar

Trucos y consejos para limpiar tu hogar y objetos. Limpieza rápida para todo tipo de electrodomésticos, telas, metales y superficies

El bronce es una aleación de cobre (combinación de estaño y de cobre) y cuando se expone al aire y a la humedad desarrolla una acumulación de capa verdosa en su superficie. A este recubrimiento verdoso se le denomina pátina.

Mientras que este acabado de color verde oscuro le añade carácter al bronce, haciéndolo parecer antiguo, algunos consideran que le da aspecto feo y sucio, por lo que prefieren el bronce con un aspecto limpio y brillante como el primer día.

Cómo limpiar bronce

Hay dos pulimentos caseros básicos que se puede utilizar para limpiar y pulir el bronce. El uso de cualquiera de estos métodos te ayudará a eliminar de forma segura la pátina de tus piezas de bronce (ya sean estatuas, arañas o cualquier otro objeto) y restaurar su brillo. Ambos métodos son igual de eficaces, por lo que la elección es tuya.

¿Cómo limpiar y pulir el bronce muy sucio?

Productos necesarios para la limpieza del bronce oxidado:

  • Agua caliente.
  • Toalla limpia.
  • Un plato pequeño.
  • Paños suaves de algodón para el pulido suave de algodón.
  • Zumo de limón (a partir de concentrado también está bien).
  • Bicarbonato de sodio.
  • Guantes de goma.

Limpieza del bronce

  • Lava los elementos de bronce en agua tibia y sécalos bien. Esto eliminará de forma segura cualquier tipo de polvo y/o partículas que pueden obstaculizar tus esfuerzos de pulido.
  • Coloca 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en un plato pequeño.
  • Rocía una pequeña cantidad de zumo de limón en el bicarbonato de sodio y mézclalo hasta que se forme una pasta suave (comienza con un poco de zumo de limón y añade más si es necesario). Es normal que la mezcla haga burbujas al principio, al poco tiempo se creará la pasta.
  • Aplica la pasta a tu artículo de bronce con las manos (utilizando guantes de goma) o con un pequeño paño de pulido.
  • Con un paño de pulido, frota la pasta sobre el artículo mediante pequeños movimientos circulares. Este es un paso clave en el pulido y posiblemente tendrás que frotar varias veces hasta que se alcance el efecto deseado.
  • Deja que la pasta permanezca en el artículo por 20 a 30 minutos.
  • Aclara el artículo a fondo con agua tibia para eliminar la pasta y pulir en seco con una toalla limpia.
  • Si la pátina verdosa todavía no desaparece, repite los pasos anteriores.

Segundo método de limpieza y abrillantado del bronce

Productos necesarios para la limpieza del bronce verde:

  • Agua caliente.
  • Un plato pequeño.
  • Paños de algodón suave que se utilizarán para el pulido.
  • Una toalla limpia.
  • Vinagre blanco destilado.
  • Harina.
  • Sal.
  • Guantes de goma.

Pasos para limpiar el bronce

  • Lava los elementos de bronce con agua tibia y sécalos a fondo. Esto eliminará de forma segura cualquier tipo de polvo y/o partículas que puedan obstaculizar tus esfuerzos de pulido.
  • En un plato pequeño, combina la harina y la sal a partes iguales.
  • Añade el vinagre blanco, a la mezcla de harina y sal, en gotas hasta que se forme una pasta suave (debe tener la consistencia de la pasta de dientes).
  • Aplica la pasta a tu objeto de bronce con las manos (con los guantes de goma) o con un paño pequeño de pulido.
  • Con un paño de pulido, frota la pasta sobre el artículo mediante pequeños movimientos circulares. Este es el paso clave en el pulido y posiblemente tendrás que frotar varias veces hasta que alcances el efecto deseado.
  • Deja que la pasta permanezca en el objeto de cobre durante 20 o 30 minutos.
  • Aclara el objeto a fondo con agua tibia para eliminar la pasta y pulir en seco con una toalla limpia.
  • Si la pátina verdosa todavía no desaparece, repite los pasos anteriores.

Recomendaciones y consejos adicionales

  • En lugar de paños para pulir, trata de usar una vieja camiseta blanca de algodón, cortada en cuadrados. Este proceso de pulido, si bien es relativamente sencillo, requiere tiempo y paciencia ya que la pátina verdosa puede ser muy difícil de eliminar.
  • Si el artículo de bronce es pequeño o tiene una gran cantidad de grietas y espacios estrechos, trata de usar un cepillo de dientes de cerdas suaves para frotar la pasta en las zonas de difícil acceso.
  • Aunque el pulido ocasional mantendrá tu bronce brillante, el uso de estos métodos a menudo pueden tener el efecto contrario, reduciendo el brillo del acabado del bronce.
  • Mantén regularmente tus objetos de bronce limpios y cuidados, el cuidado regular mantendrá tu bronce en buen estado y disminuirá la necesidad de pulirlo frecuentemente.
  • Cuando aclares tus artículos de bronce, asegúrate de secarlo completamente. Aunque el bronce es resistente a la humedad, la humedad y el aire seco acelerarán la formación de pátina.
  • Hay algunos esmaltes comerciales disponibles para el bronce (normalmente en tiendas especializadas). Algunos de estos productos pueden ser muy duros y generalmente son más eficaces que las pastas de pulido.
  • Estás técnicas de limpieza, también puede servir bien con los objetos de latón, ya que el latón es también una aleación de cobre (cobre y zinc).

Artículos relacionados con Cómo limpiar bronce